Información indispensable para el cuidado de nuestros gatos

Estándar

Hola! Les presento a Cascabel, el amigo de Uile! Generalmente se llevan bien, aunque a veces Cascabel se enoja cuando Uile le saca la comida! Hoy les dejo un poco de información sobre algunos cuidados gatunos.

La llegada a casa de una mascota implica muchos cambios. Para poder convivir con nuestro gatito, la educación es básica. Para educarlo necesitaremos, en primer lugar, mucho sentido común. Los gatos no se comportan igual que los perros y el proceso de adaptación y aprendizaje es algo distitno. En segundo lugar necesitaremos paciencia, mucha paciencia.

CÓMO APRENDE

El gato es un animal independiente que no está acostumbrado a recibir órdenes ni a realizar cosas que no le aporten ningun beneficio. No les interesa congraciarse con los dueños y además aprenden solo lo que les interesa.

Es importante educarlos desde el principio, entre el periodo que va de los dos a los ocho meses.  Una buena actitud será la de cogerlos en brazos desde los primeros días

Si llega a nuestra casa cuando es adulto, es importante conocer el contexto en el que ha vivido anteriormente. Si ha sufrido algún hecho traumático o si ha crecido conviviendo ya con humanos…

 

CONSEJOS PARA EDUCARLE A CONVIVIR

-Para enseñarles a usar la bandeja sanitaria, le colocaremos el arenero y moveremos las patitas para que entienda qué debe hacer.

-El tono de voz es muy importante. Nunca le gritaremos pero sí usaremos un tono firme.

-Antes de la comida lo llamaremos por su nombre, para que lo asocie con algo placentero y aprenda a responder.

-El premio es mejor que el castigo.  Si lo castigamos se volverá uraño y agresivo.

-Es aconsejable utilizar algunas “armas”. A los gatos no les gusta el agua ni tampoco las sorpresas. El vaporizador va a ser nuestro mejor aliado. Lo utilizaremos para mojarle por sopresa, cuando haga algo que no nos guste.

-Podemos usar juguetes para combatir el aburrimiento y desarrollarlo psicológicamente.

 

2 consejos ecológicos para salvar la Tierra

Estándar

1. Otras bombillas

Cambie las bombillas incandescentes por otras de bajo consumo. Son más caras, pero duran hasta diez veces más, y gastan entre cuatro y cinco veces menos. Éste era el primer consejo de la campaña de promoción de la película Una verdad incómoda, de Al Gore. El Gobierno australiano obligó a comienzos de año a acometer ese cambio en todo el país, toda una revolución de bombillas. En España, cada hogar es responsable de producir hasta cinco toneladas anuales de CO2, principal causante del efecto invernadero. Tenemos que disminuir el consumo de energía. Nuestro comportamiento es decisivo para frenar el cambio climático, que, según los expertos, provocará este siglo un aumento de las temperaturas medias de dos a cuatro grados, una subida de las aguas de los mares de 28 a 43 centímetros y la extinción del 20% de las especies.

2. Demasiada basura

Las bolsas de basura de nuestras casas no paran de engordar. Otro síntoma más de la sociedad de consumo. En 1990, un español generaba una media de 323 kilos de residuos domésticos al año; en 2004, esta cantidad había aumentado a 524 kilos, según el Observatorio de la Sostenibilidad en España. Recuerde la triple regla de oro para gestionar bien los residuos: reducir, reutilizar y reciclar. La sociedad avanza en el reciclaje, pero no en las dos primeras opciones. Del cerca de kilo y medio de residuos que generamos cada uno al día en casa, casi medio kilo corresponde a envases y envoltorios. Estos materiales son muy voluminosos, y a menudo también superfluos e incluso complicados de reciclar. Debemos evitar comprar productos con exceso de embalaje. Si seguimos esta sencilla regla, nuestras bolsas de basura habrán solucionado buena parte de su sobrepeso.

¡Buenos días mundo!

Estándar

Soy nueva en esto de los blogs, así que de a poquito iré subiendo cosas.

Me gustaría subir información sobre nuestros hermosos cachorros, cuidado del medioambiente y noticias divertidas.

Acepto sugerencias!

Hoy les presento a Uile, mi perrita. Pasamos mucho tiempo juntas. Le gusta correr, agarrar su pelota y un patito de hule que encontramos en un parque hace un tiempo.